Diferencias entre coaxiales de 50 y 75 Ohms

Fecha: 20 noviembre 2017 | Cableado industrial

Seguro que en más de una ocasión te has hecho la pregunta de cuál es la diferencia entre coaxiales de 50 y 75 Ohms. Y es que, en la gran mayoría de ocasiones, los fabricantes no indican de una manera clara en las guías y libros de instrucciones el porqué hay que utilizar un tipo de cable u otro. Intentemos resolverlo con este post.

Cable coaxial

La composición del cable coaxial está dividida por tres partes bien diferenciadas entre sí. El centro se conoce como conductor; puede estar fabricado en alambre trenzado, o bien ser sólido. Generalmente, es de aluminio y cobre, una combinación de ambos materiales.

La parte alrededor del centro es lo que se denomina como dieléctrico, cuya principal misión es la de aislar el centro conductor. Suele fabricarse con una composición de plásticos y espuma.

Y, por último, en la parte exterior, el blindaje, fabricado con una combinación de aluminio o malla trenzada. Este blindaje suele estar cubierto por materiales como el PVC para protegerlo de las agresiones externas.

La composición del cable coaxial está dividida por tres partes bien diferenciadas

¿Qué es el Ohm?

Antes de pasar a establecer las diferencias entre ambos coaxiales, vamos a conocer qué es el Ohm y para qué sirve.

Pues bien, si nos remitimos a su definición técnica, el Ohm es una unidad de resistencia al paso de la corriente eléctrica en un determinado conductor. Por ejemplo, la resistencia de la batería de los vehículos se mide en esta unidad; todas las aplicaciones en las que se trabaja con corriente directa se miden en Ohm.

En cambio, en aquellas aplicaciones de corriente alterna, se mide la impedancia, no la resistencia.

Dos tipos de impedancia: 50 y 75 Ohm

Vamos ahora con el kit de la cuestión. Actualmente, se manejan dos tipos de impedancias en la gran mayoría de cables usados en las aplicaciones: de 50 y 75 Ohm.

Algunas empresas del sector de los conectores industriales disponen de los cables coaxiales de 50 Ohm que resultan más ventajosos para potencias altas, de entre 50 y 100 W. Generalmente, para cualquier dispositivo que actúe a modo de transmisor y receptor, se utiliza un cable de este tipo: televisores, teléfonos, sistemas de radiocomunicación que tengan 2 vías…

Si se quiere tener la plena seguridad de que la pérdida de señal va a ser la mínima posible, el cable de 75 Ohm es la mejor alternativa. La mejor opción cuando el equipo que se va a conectar es tipo AM o FM.

cables coaxiales de uso industrial de 50 o 75 ohms

Por último, merece la pena tener en cuenta un punto: la impedancia de todos los equipos y componentes que se instalen debe ser exactamente la misma. Es decir, si vas a instalar un determinado equipo de transmisión con una impedancia de 50 Ohm, debes saber que tanto el cable como la antena deben ser también de 50 Ohm. De lo contrario, te enfrentarás a un problema de acoplamiento, lo cual dará lugar a una señal degradada.

Por supuesto, en Alfar SL ofrecemos cables coaxiales de diversa impedancia, de manera que puedas poner en marcha cualquier proyecto, independientemente de su potencia.

Deja un comentario

Nombre (obligatorio)
Página web
Tu Mensaje (obligatorio)